ironmum

Sonreir hasta la meta

Triatlon Elche Arenales 113. Half ironman – Un buen Test

Deja un comentario

Ante todo, el hecho de entrar en meta con lágrimas de emoción y una sonrisa, y con un puesto más que digno,es más que suficiente para sentirme muy contenta y orgullosa de haber terminado el Half Ironman del Elche.

Una vez dicho esto, estoy segura de que puedo hacerlo mucho mejor. Elche era un test, un entreno para Vitoria… y merece la pena entender los factores que me hicieron ir mejor o peor y cuáles puedo controlar y cuáles no.

La motivación – Elegí Elche porque en el calendario me encajaba bien, porque íbamos varios del X3M y porque logísticamente era adecuado… Pero sinceramente, yo que soy muy de “ilusion”, a mi en Elche no se me había perdido nada (con todos mis respetos a la organización, que fue perfecta) … me faltaba esa “chispa” o “magia” especial

La natación – Sabía que era mi punto débil, y debía añadir que con el brazo derecho no podia apretar bien en la brazada debido al golpe en bici de la semana pasada… así que objetivo: coger mi ritmo como pudiera, pillar todos los pies que me fuera posible y hacer algo medio decente. Lo que ocurrió fue que salí sin nervios porque tenía asumida la situación, cogí mi ritmo, descubrí lo que significa “que te pasen por encima” los pros nadando, y el brazo dolía pero no impedía. Salí del agua a los 38 minutos… Tiempo malo, pero dentro de mis expectativas dadas las circunstancias

La bici – El segmento que más disfruto. Aquí cometí 2 errores y tengo que añadir 3 cosas que en cierta manera no estaban en mi control.

Error 1 – los acoples. No tenía ni idea de acoplarme jajaja. Los compré no hace mucho, luego los días que salí hacía mucho viento y en grupo me daba miedo,  con el duatlon los quite, blablabla,… Pero que mejor día que ayer! Pues la verdad es que les cogí el punto pronto… aunque tengo claro que no tenía bien la posición…. Pero me gusto mucho

Error 2 – Las medias de compresión. Decidí ponermelas desde el principio pero no suelen ser las que yo suelo llevar. Estas me apretaban mucho… estaba muy incómoda. Pero mucho, mucho.

“Fuera de mi control”
1 – A los 5 minutos de subirme en la bici me empezó a doler la cadera. No impedía seguir… pero no me dejaba tirar más. De pulso y de watios iba baja. Probablemente del golpe del sábado pasado algo enganchada la debía tener… No me lo esperaba. Pues nada, solo quedaba aguantar

2 – El avituallamiento. – Pido un botellín y me lo dan con 2 dedos de agua! NO me lo podia creer!! Y yo acababa de tirar el mío L (50km me quedaban así que con eso y el bidón de geles había que sobrevivir)

3.- Pinchazo a 2km de entrar en la T2. – Estas cosas pasan. Me la jugué a llegar con ella pinchada y lo conseguí… Pero no dejó de ser una faena, el ritmo perdido, y las ganas en cierta forma también. Baje la cuesta final lentaaa.

Por otra parte, estoy contenta porque me veo fuerte en la bici. No tengo una cabra, ni una bici aero, y la cadera me limitaba… aun así 30km/h sin acabar fatigada para nada. Y también contenta porque gracias a ir controlando mis watios, hice una bici muy estable. De hecho tenía a 2 que iban junto a mí… me quedé descolgada un tiempo, pero era cuestión de km… acabaron apareciendo y las pasé. No me pillaron ni cuando pinché 😉

Lo que si que me he dado cuenta es que en la bici pasé a unas 10 chicas… y ninguna era de mi grupo de edad! Jajaja,

La Carrera – Desilusionada por lo del pinchazo aunque contenta por haber llegado a la transición, me puse a correr. Vi a las chicas animandome y me dio un subidón!! Gracias chicas!! Pero en cuanto vi las escaleras… buff… Perdí un poco las ganas, porque con tanta historia de escaleras, dunas, puentes… el ritmo se perdía con mucha facilidad… Iba cansada pero no me dolía nada… Lo que sobre todo notaba es que no estaba ilusionada con el recorrido.  Cuando cogía ritmo me ponía por debajo de 5min/km y tranquila… pero tanta “gymkana” me descolocaba… anduve en las escaleras, en la arena… Como dice Dani López… es la primera vez que se me veía correr sin sonreir.

Pero a eso de los 500m antes de llegar… pensé que, … “ni tan mal, Elena… Lo has conseguido. De esto aprenderás mucho y cualquiera no acaba esto”… Me emocioné… Los pelos de punta, y se me saltaban las lágrimas. Feliz!!!!!!

Cómo me gusta este deporte!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s