ironmum

Sonreir hasta la meta


Deja un comentario

Temporada 2015 – 2016. Un planteamiento diferente

Siempre pienso que las temporadas tienen que ir a mejor

La anterior tuvo un gran final pero el camino se hizo bastante complicado. He aprendido mucho, pero hubiera estado mejor no aprender tanto y que hubiera sido mejor.

Primera mejora: el pie. Sigue algo resentido pero podemos decir que ya no estoy lesionada.

Mi gran punto débil: el peso.

Cada año empiezo la temporada con más peso inicial, y me paso todo el año cuidando muchísimo la dieta, pero los resultados no se han visto reflejados. Digan lo de digan, llevar 6-7kg por encima de lo ideal para competir provoca principalmente que todos mis esfuerzos por mejorar en las diferentes disciplinas no se vean apenas reflejados. Por otro lado, yo no me siento cómoda.

La primera parte de la temporada tiene como reto principal bajar de peso, por encima de cualquier otro reto que tenga en la cabeza. Esta parte durará lo necesario para que al menos tenga un peso que yo considere “aceptable” y que con el tiempo pueda afinar. El año pasado tuve una lucha constante por bajar de peso cuando priorizaba el entreno y el resultado fue CUERPO COLAPSADO. Bajada de rendimiento y subida de peso.

Al parecer no tengo un cuerpo “sencillo” de bajar de peso. Soy una superviviente.

Para dar esa prioridad, me he puesto en manos de Carlos Aznar, quien me va a ayudar en “mi reto”. Él es nutricionista enfocado en el rendimiento deportivo, además de ser un excelente triatleta. Me ayudó un montón al final de mi temporada, y confío en que me ayudará a conseguir lo que me propongo con salud.

Cuando tenga este tema encarrilado…. Cerraré mi calendario de la temporada. Tengo varias opciones dependiendo de la duración de esta primera etapa.

Vamos a ello!